Equipo de E2M

11 de May de 2023
Los retos de la red eléctrica en la era de la energía limpia.

Categorías

Para que una fuente de energía limpia se conecte a la red eléctrica de los EE.UU., los generadores de energía deben completar un proceso con una autoridad centralizada de transmisión regional. Este proceso suele tardar varios años y requiere costosas mejoras en la red, lo que a menudo hace que los generadores de energía se retrasen en la transmisión de energía limpia. En la actualidad, hay una acumulación de alrededor de 2,020 gigavatios de capacidad de energía limpia a la espera de conectarse a la red eléctrica de EE.UU., mientras que en su totalidad, la red tiene una capacidad de energía instalada de aproximadamente 1250 gigavatios. Conectar esta enorme cantidad de energía limpia a la red, se ha convertido en un reto de proporciones enormes, cuyo desafío tiene lecciones interesantes para México.

La primera lección que resalta, es que la red eléctrica de EE.UU. fue diseñada para respaldar la generación de energía centralizada, lo que no es compatible con la creciente cantidad de energía renovable que se produce de manera descentralizada.

Esta cantidad cada vez mayor de energía limpia que se produce se desperdicia porque la red de energía no está equipada para manejarla. Para poder aprovecharla, la red debe actualizarse para permitir el almacenamiento y la distribución de energía limpia.

El rezago en la incorporación de energía limpia a la red eléctrica en EU
El rezago en la incorporación de energía limpia a la red eléctrica se ha cuadriplicado en los últimos 12 años.

La administración de Biden ha resaltado que la transición a una red de energía más moderna requerirá una inversión significativa, tanto del gobierno como del sector privado. El plan de infraestructura del gobierno incluye fondos para modernizar la red de energía. En teoría, esto suena sencillo, pero la simple idea guarda gran complejidad. 

Además de mejorar la red de energía, otras infraestructuras, como carreteras y puentes, también necesitan atención. De entrada, estas mejoras en la infraestructura requieren de coordinación y voluntad política entre los estados para llevarse a cabo. Por el lado positivo, la mejora de la red creará nuevos puestos de trabajo y oportunidades en el sector de la energía limpia. Sin embargo, en un contexto de inflación y de aumento de tasas de interés, implican que el aumento del presupuesto implica un costo político inasumible en época electoral.

Muchos estados están tomando el asunto de la red y la generación de energía limpia en sus propias manos e implementando sus propias políticas, como es el caso de Texas. El estado más grande de EE.UU. tiene la particularidad de contar con una red centralizada no interconectada con otros estados, y a la vez es el estado que con mayor rapidez construye y despliega redes de energía; los proyectos que en otros estados se llevan ocho años, en Texas se llevan a cabo en tres años o menos.  

Contenido relacionado

Noticias

Electromovilidad en México: ¿cómo vamos?

México es un referente de la industria automotriz y se está convirtiendo en un polo de atracción para el desarrollo de vehículos eléctricos, sin embargo, su circulación en las calles de México necesita más kilometraje.  De acuerdo a la AMIA (Asociación Mexicana de...

Leer post

0
Nos encantaría tu opinión, por favor comentax
Compartir